Entradas

Territorios hostiles

El coronel inglés Fawcett navega por un rio de la selva amazónica explorando tierras desconocidas, como algún personaje de Joseph Conrad, tratando de establecer contacto con peligrosas tribus alejadas del mundo occidental, viviendo una aventura que pronto deja de ser una cuestión de prestigio y honor. Una civilización perdida en la Amazonía podría ser un mito o una leyenda deformada por el tiempo, pero “la ciudad perdida de Z” es una razón suficientemente importante como paraarriesgar la vida en un territorio hostil e ir más allá a pesar de las advertencias.

  Dos misioneros jesuitas navegan también por el mar hacia Japón en busca del padre Ferreira. Al llegar a la isla son recibidos por temerosos cristianos conscientes del riesgo que corren al promover una labor de evangelización y provocar alarma en las autoridades japonesas. En algún momento de “Silence” se revela una señal o indicio del apóstata Ferreira. Cuando los misioneros son apresados, Japón se convierte en un territorio h…

Hell or high water

Nada que perder (o cómo cambiar el destino)

  Los hermanos Howard lo han planeado todo: agencias pequeñas sin cámaras, billetes sueltos no rastreables, autos usados desechables. El Texas Ranger Jeff Bridges y su colega van atando los cabos sueltos, las pistas dejadas por los Howard, tratando de adivinar el próximo golpe. Ellos esperan frente a una agencia, hablan de los predicadores televisivos, de los comanches y las tierras texanas.

  La música de Nick Cave tiene un aire de western en esta mezcla de heist y buddy movie. Los atracadores parecen salirse con la suya a pesar de los riesgos, pero uno de ellos prefiere el camino difícil, como en “High Sierra” o “Bonnie & Clyde”.

  En el epílogo o duelo final de "Hell or high water", el Texas Ranger Hamilton quiere saber por qué los hermanos Howard roban el mismo banco que tiene la hipoteca de su rancho, si han encontrado petróleo. Algo parecido le preguntaban a Al Pacino en “Dog day afternoon”. El nervioso y frustrado atrac…

Viejo calavera

Una película formal, experimental, sensorial, alejada de los estereotipos tradicionales del mundo minero boliviano, según el director Kiro Russo, enriquecida por la fuerza expresiva de los personajes y los diálogos marcados por un acento distintivo.

   El ascensor desciende varios metros bajo tierra alejándose del mundo exterior. El recién llegado Elder soporta con cierto estoicismo la dura faena, junto a otros mineros. A pesar del cansancio y el sudor, Elder mantiene una actitud despreocupada, a veces en un inestable estado de sopor, completamente distinto a su padre ausente, siempre elogiado por los demás. Los mineros avanzan por los extensos y oscuros túneles, apenas iluminados por la linterna de sus cascos.

   Las máquinas en movimiento extrayendo el mineral, tienen una extraña y amenazante armonía dentro de este inalterable y sombrío espacio subterráneo, como si sus engranajes cobraran vida propia. Evocación de la teoría del montaje de Eisenstein y Pudovkin. La expresividad d…

Los primeros pasos

“Si existe Dios, él comprenderá / que jamás nos debió crear / para tener tan triste final” (Los Shains)

Los Mads, Los Belkings, los Silvertons, Los Saicos, Traffic Sound, pioneros del rock en los 60, son cuestionados por Daniel F en su libro “Los sumergidos pasos del amor”. 

  “El rock evidentemente puede ser un medio para la protesta, la denuncia, pero, lamentablemente, puede ser usado también para fines totalmente contrarios”, dice Gerardo Manuel, vocalista de los Shains, para quien la razón de cantar en inglés era porque se lo pedían las radios y el público. Tal vez buscaban diferenciar su simple y rudo rock psicodélico de la Nueva Ola prefabricada “del más burdo y barato plástico”.

   Con su delirante estilo, los York’s incluyeron en su repertorio covers de Roberto Carlos, The Box Tops, Status Quo, Cream y Hendrix. “Aunque toquen canciones de otros, siempre sonarán a los York's”, dice un crítico. Y en los 70s, durante el gobierno militar, aparecieron Telegraph Av., el Opio, La…

Silence

Imagen
Dos misioneros jesuitas navegan desde las costas de Portugal hasta una aldea del Japón feudal (Cipango) en busca del padre Ferreira. El mar, las montañas de Goto, el silencio, la noche, el fuego. Los misioneros esperan en una cueva hasta que aparecen los pobladores cristianos con sus antorchas para guiarlos hacia su pueblo.

   A pesar de las condiciones difíciles, el padre Rodrigues (Andrew Garfield) siente que puede ser útil pero los aldeanos sufren cruel castigo del inquisidor por ocultar a los misioneros. ¿Cómo puedo explicarles el silencio de Dios?, se pregunta Rodrigues, perturbado sin poder hacer nada.

   El cristianismo nunca podrá echar raíces en Japón, sentencia el inquisidor Inoue Sama. Los japoneses desconfían de las potencias extranjeras y los portugueses no entienden a los japoneses (aun con traductor). El padre Rodrigues se resiste a cambiar su corazón a pesar de los horrores y torturas a los cristianos. Cuando por fin encuentra al padre Ferreira, descubre que su a…

Sonidos de Lisboa

Recuerdos de Lisboa

Imagen
João de Deus pasa el tiempo en una tienda jugando cartas, conversando con una vecina en un restaurante, caminando por las estrechas calles y rincones de Lisboa donde un día Violeta explica a sus atentos e inmóviles vecinos las razones de haber alojado en su pensión a un delincuente. Para ella lo más importante es su hija Julia, prometedora clarinetista que despierta la pasión de João de Deus.

  En una escena (alguien la llamó farcical), João de Deus le ofrece flores a Julia, alaba su talento, revela sus planes de viaje y le confiesa finalmente su amor platónico, pero el desprecio y rechazo de Julia a una relación imposible (ridícula para ella) acabará por hacerle perder el control y alejarlo de la realidad. Joao desaparece en medio de la noche dejando atrás los gritos de Violeta.

   “Recuerdos de la casa amarilla” (1989) tiene un humor sutil y satírico, sin llegar a ser una comedia, reflejado sobre todo en el excéntrico e inexpresivo João de Deus (el director portugués João César …