Samaritan girl


   El director sur-coreano Kim Ki-Duk, quien recibiera un premio el Festival de Berlín, reveló su interés por mostrar un fenómeno social calificado de inmoral por la sociedad: el retrato de una adolescente que se prostituye con ayuda de una amiga para comprar un boleto de avión y viajar a Europa. La premisa parece un tanto inverosímil. ¿Es tan fuerte el deseo por cumplir el sueño de viajar a otro país como para hacer algo así? Ambas amigas viven en aparente libertad, sin mayores obligaciones, en una ciudad moderna e impersonal, y parecen tomar con naturalidad lo que hacen.

   En la primera parte de “Samaritan girl” (2004), Jae-yeong (Seo Min-jeong) cuenta la historia de Vasumitra, una diosa hindú que enamoraba a los hombres. Su amiga Yeo-jin (Kwak Ji-min) establece los contactos y vigila la calle mientras Jae-yeong cumple las citas con sus clientes en un departamento. Su estrecha relación muestra por momentos cierta tensión cuando Jae-yeong quiere salir con un músico y su amiga se opone tajantemente. Una incursión policial en el departamento donde esta Jae-yeong provoca un accidente y la historia toma un giro inesperado.

   En la segunda parte, titulada 'Samaria', Yeo-jin se siente culpable por la muerte de Jae-yeong y decide hacer lo mismo que su amiga, buscando a los mismos hombres y devolviéndoles el dinero que pagaron. Un extraño acto samaritano o de sacrificio.

   El padre de Yeo-jin no tiene una comunicación muy fluida con su hija. Cuando descubre lo que realmente hace al salir de la escuela, Yeong-ki realiza un seguimiento policial por una ciudad ajena y fragmentada, llegando a conversar con uno de los clientes y obligándolo a irse. La confrontación del padre con uno de los hombres tendrá otro violento desenlace. Según el director, el padre intenta entender su entorno y buscar una solución al problema. Temas como la violencia y la venganza están presentes en otras obras de Kim ki-duk como “Address unknown” (2001) o “3-iron” (2004).

   La parte final, titulada 'Sonata', significa una especie de reconciliación entre padre e hija, quienes, conscientes de lo que han hecho, tratan de comunicar sus pensamientos. Alguien escribió acerca de la polarización entre los personajes: primero entre las dos amigas y luego entre el padre y su hija. Realmente es poco lo que se sabe sobre sus vidas como para poder entender sus comportamientos. También se ha hecho referencia a la “pérdida de la inocencia” como ocurre con la protagonista de “Bad guy” (2001).

   Un artículo publicado en Sense of Cinema compara la estructura y el tema de redención de “Samaritan girl” con el poema medieval “La Divina Comedia” del italiano Dante Alighieri. El descenso a los círculos del infierno correspondería a la prostitución de Jae-yeong, mientras que la expiación de las culpas y el arrepentimiento de Yeo-jin se relacionarían con el Purgatorio.

   La banda sonora es bastante sutil sin llegar a tener demasiado protagonismo. En este ambiente oscuro y trágico se puede escuchar la melodía de “Gymnopedies Nº1” compuesta por Eric Satie, también incluida en “Domicilio desconocido”.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Silence

La piel que habito

Sterling Hayden