Sin lugar para los débiles


  "No country for old men" (2007) de los hermanos Joel y Ethan Coen fue presentado en el Festival de Cannes y en los premios Oscar, recibiendo además unánime reconocimiento de la crítica.

  Si hay algo que caracteriza el estilo de los hermanos Coen es un sutil humor negro en medio de historias criminales, así como el tiempo que se dan sus personajes para reflexionar, para  intentar salir de situaciones cada vez más complejas; como el vendedor de autos y los secuestradores en "Fargo" (1996), los gansters de "Miller's crossing" (1990) o el Dude y su amigo en "The Big Lebowsky" (1998).

  "No country for old men" es un thriller negro con aires de western, basado en una novela de Cormack McCarthy, pero distinto a todo cuanto han hecho.

  El cazador de venados Lewelyn Moss (Josh Brolin) tiene la buena suerte, o tal vez mala, de encontrar en el desierto texano un maletín “full of money” cerca a lo que parece fue un mala entrega entre narcotraficantes. El problema surge cuando el dueño del dinero decide contratar a Chigurh (Javier Bardem) para recuperar el maletín que Lewelyn ha escondido en un paso de la frontera. Chigurh es un temible e imperturbable asesino que maneja unas peculiares armas; un fantasma implacable que persigue a Lewelyn sin darle respiro. El suspenso es acrecentado por el cuidado trabajo en los efectos sonoros.

  El sheriff Ed Bell (Tommy Lee Jones) sigue de lejos los hechos con escepticismo. En algún momento se sienta a reflexionar sobre la violencia en su pueblo y en el país: un lugar que ya no es para los viejos ni para 
los débiles.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Silence

La piel que habito

Sterling Hayden