The dirty shame


The dirty shame (2004) es una comedia hilarante de John Waters sobre una desapasionada empleada llamada Sylvia Stryckles (Tracey Ullman) a quien el mecánico Ray Ray Perkins (Johnny Knoxville) libera y convierte en una adicta al sexo. Vaughn (el cantante Chris Isaak) es el esposo buena gente. Su madre Ethel (Suzanne Shepherd) es una suegra ultra-conservadora. Y Caprice es la chica con los senos más grandes de Baltimore. Ninguna persona que intente reprimir sus aberraciones o adicciones ocultas se salvará.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sterling Hayden

La piel que habito

Las mil y una noches