Leonera


  "Leonera" (2008) del argentino Pablo Trapero, presentada en los festivales de Lima, La Habana y Cannes, tiene la frialdad y dureza de una película carcelaria, pero el punto de vista es distinto.

  Julia Zárate (Martina Gusman) ingresa a una unidad penitenciaria argentina donde las internas conviven con sus hijos. Allí dará a luz a Tomas y tendrá que criarlo en ese entorno hostil con la ayuda de otra reclusa. Un hábil abogado prepara la declaración que dirá ante el jurado.

   Los largos planos y el audio ambiental describen la invariabilidad de los días. Dentro de la tediosa rutina y el desafecto hay un espacio: la noche de navidad cuando las internas bailan una cumbia.  “Una película sobre la maternidad” ha dicho el director.

   Si en el anterior film de Trapero, "El bonaerense" (2002), el novel protagonista ingresaba a un medio machista y corrupto para aprender del trabajo policial en el día a día; en "Leonera" (2008), Julia también aprenderá a convivir en un ambiente penitenciario, digamos feminista, esta vez más cerrado y claustrofóbico.

 



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Silence

La piel que habito

Sterling Hayden