La balada de Cable Hogue


  Cable Hogue es abandonado a su suerte por unos tipos en medio del desierto. Al borde de la muerte y casi por suerte divina, descubre agua. Con un préstamo bancario y la ayuda del Reverendo Joshua Sloane, Cable Hogue (Jason Robards) construye una posada para vender el agua. 

   El agua es un elemento vital en las áridas tierras del mítico oeste, como en "Once upon a time in the west". El agua es una fuente de riqueza, como el petróleo en "There will be blood" de Paul T. Anderson, pero Robards no es tan desalmado como Daniel Day-Lewis; es ambicioso pero menos manipulador. Y aunque le queda tiempo para el amor con una rubia, el final no es alentador en "The ballad of Cable Hogue" (1970).

   Jason Robards voverá a trabajar con Sam Peckinpah  en "Pat Garrett and Billy the Kid". La lista de colaboraciones con otros grandes directores incluye a Henry King ("Tender is the night"), Sydney Lumet ("Long Day’s Journey Into Night"), John Sturges (Hour of the Gun), Richard Fleischer (Tora! Tora! Tora!) y Alan J.Pakula" (All the president’s men)."I've always played disintegrated characters", dijo alguna vez el actor de Chicago.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Silence

La piel que habito

Sterling Hayden