Shame


   Presentada en el Festival de Venecia, "Shame" (2011) es un crudo y profundo retrato de un empleado financiero (Michael Fassbender) adicto a la pornografía y al sexo, que no cree en las relaciones estables y que una inesperada visita de su hermana lo obliga a compartir su cómoda y angustiosa soledad en un edificio de Nueva York.

  En una entrevista, el director Steve McQueen habla sobre el tema de la película, sobre la naturaleza y la voluntad humana, y sobre una canción que interpreta Carey Mulligan en un bar mientras su hermano y un amigo la escuchan atentamente.
 «Pero esto no es acerca de adicciones al sexo. Es acerca de las adicciones en general. Es acerca de existir en un mundo donde no tenemos voluntad propia alguna. Es lo que quería hacer. Mostrarnos siendo frágiles. Solo quise sacar nuestra cabeza de avestruz de la arena y echar una mirada en nosotros. Brando está tratando.

  Imaginé a Sissy (Carey Mulligan) como una performer. Ella es muy expresiva. Ella quiere dar. Ella es una artista. Para sacar de ella todo lo que es. Yo leí las letras y pensé que este es el blues. Tú lees las letras acerca de una persona que es un vagabundo que quiere hacerlo en la gran ciudad. No está allí, pero ves las luces brillantes y quieres estar envuelto y hacerlo allí. Así que pensé ‘Vamos a tornarlo en un blues’. Por supuesto en su original estado cantado por Liza Minelli en “New York, New York” (1977) de Martin Scorsese, que fue su original estado. Las letras fueron cambiadas por Sinatra –un verso fue omitido y él cantó en un diferente modo que Minelli. Yo pensé que teníamos licencia para hacer eso».


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sterling Hayden

La piel que habito

Las mil y una noches