Papirosen



Víctor Solnicki y su nieto Mateo avanzan lentamente sentados en la silla de un funicular sobre montañas cubiertas de nieve, mientras se oye el rechinar de cables y el ruido extra-diegético del vagón de un tren. La voz de la abuela Pola empieza a recordar cuando llegó en barco a la Argentina huyendo de la guerra europea, donde sus parientes judíos polacos fueron enviados a los campos de concentración.

  El Holocausto judío es insinuado y recordado a través de una canción sobre un niño que vendía cigarrillos durante la guerra. De allí que se hable de “una dialéctica misteriosa y sensible entre la gran historia y la vida cotidiana”. 

Papirosen (2011) de Gastón Solnicki, mezcla la vida cotidiana del presente con las "home movies" del pasado, con un estilo parecido que a veces hace difícil identificar a las personas. Es como si se tratara de un gran documental sobre la familia Solnicki. Los videos caseros de un matrimonio o de la abuela Pola cuando llega al país, se intercalan con escenas actuales de Víctor discutiendo el “distanciamiento” de su hijo, las dificultades económicas o celebrando una tradición familiar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sterling Hayden

La piel que habito

Las mil y una noches