Buscando a Reynolds



   En la sección Foco del 3er Festival Iberoamericano de Cine Digital (FIACID) se ha podido ver buena parte de la filmografía del argentino Néstor Frenkel, realizador de varios documentales que muestran un mosaico de ideas, reflexiones, testimonios, recuerdos, videos e imágenes de TV, con una vertiginosa edición y una mirada algo compleja y abarcadora de un tema o personaje en particular.

  En “Buscando a Reynolds” (2004), la cámara de Frenkel sigue a una banda argentina de rock experimental llamada “Reynolds”. Sus performances sonoras son acompañadas por las letras improvisadas de su líder Miguel: un tipo con habilidades especiales para la batería, que parece no tomarse muy en serio lo que hace. Se trata de buscar el control a pesar de no controlar nada, explica el guitarrista, refiriéndose a esa búsqueda de algo que se va creando en el momento. Esta inclasificable y hermética música, más cercana a John Cage que al rock duro, llamó la atención de los críticos y la televisión. Algunos especialistas observan que la discapacidad en el lenguaje de Miguel no es un impedimento para expresarse con libertad a través de la música. El director filma la espontaneidad y desfachatez de Miguel con des-concierto.

En la localidad de Entre Ríos está la nueva ciudad de Federación donde transcurre el documental "Construcción de una ciudad" (2007). Los pobladores recuerdan cómo tuvieron que dejar sus casas en la antigua Federación de los años 70 debido a las obras de la represa de Salto Grande para mudarse y “reconstruir” la ciudad en otro lugar gracias a la indemnización del gobierno de Videla. 


 Una mujer recorre los restos inundados de lo que alguna vez fue su casa. Alguien grabó imágenes de la vieja ciudad en súper 8. Un aficionado hizo un video apocalíptico. Incluso hay un museo-móvil que recorre las calles recordando la antigua ciudad. Pero los residentes de la nueva Federación no solo recuerdan el pasado con nostalgia, sino que hablan de las razones para vivir un poco apartados, del boom turístico gracias a las aguas termales, de los hoteles, de unos árboles que no se adaptan a la tierra. Pasado y presente se mezclan en este profuso documental de Nestor Frenkel.




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Silence

La piel que habito

Sterling Hayden